Fotoletreo

Escribiendo imágenes

Page 2 of 2

Como en la primera cita

Encendió el ordenador y puso el Spotify. Con el dedo índice escribió en el buscador “música para antes de una cita”. Obviamente, aún nadie había creado esa playlist. “¿Cómo a nadie se le ha ocurrido crear esta lista?” se preguntó…. Seguir leyendo →

Fue en un pueblo con mar

Cuando le preguntaban por su nombre él siempre decía que le faltaba una letra para ser de la realeza. Felipe Bordón Pérez. Bordón para los colegas. De su padre solo sabía el nombre, por no darle no le dio ni… Seguir leyendo →

Mi pretérito imperfecto

Se llamaba Lucía, así, en pretérito imperfecto, como nuestra historia. Un nombre en pasado, que dura en el pasado y que permanece en mi memoria. Lucía, la chica más bonita de todo 1º.A, la que se incorporó en noviembre a clase porque su… Seguir leyendo →

Un día en el kiosco

A las siete menos cuarto de la mañana suena el despertador. Lo primero que hago es pensar que vaya mierda y que quién me habrá mandado a mí a aceptar un trabajo de once horas los sábados. Claro que esos… Seguir leyendo →

El final del verano

Aquel día se nos acabó la adolescencia. No es que yo me diese cuenta en ese momento, qué va. Me doy cuenta ahora, casi a los cuarenta, pues la distancia me hace ver lo que no pude identificar en algún… Seguir leyendo →

El Premio Dardos y las mil visitas

Empecé a escribir este blog para crearme una rutina, para intentar tener un hábito de escritura, no solo una necesidad que se presentara en forma de impulso en cualquier sitio donde me encontrase. Aún no he conseguido tener ese hábito,… Seguir leyendo →

Volver a soñar en Madrid

Si aún no lo has hecho, lee primero “Soñar en Madrid” http://www.fotoletreo.com/2014/11/02/sonar-en-madrid/

Anoche tuve la cena de Navidad con mis compañeros de trabajo. ¡Qué juerguistas todos! Claro, como yo hasta el otro día vivía en un pueblo chiquitísimo pues, marchas, marchas, pocas. Me lo pasé estupendo. Comimos en un italiano, pero en un italiano de verdad, con cocinero italiano y camareros italianos y cerveza italiana. La pasta estaba al dente y todo, qué lujo, ¿verdad?

Retratar la primavera

La Central line iba desbordada un lunes más. Se puso a hacer cola para ver si, con suerte, podría coger el cuarto o quinto metro que pasase. Al fin consiguió subirse y, con un gesto espontáneo aprendido años atrás, agachó… Seguir leyendo →

La quinta luna de miel

Aterrizamos. Zagreb. Cena oriental. Noche. Pasión. Empieza la ruta. Tecnología punta y mapas de papel. Cigüeñas y nidos en los postes. Llegamos a Zadar. Callejeamos y descubrimos. Fotos. Música afrodisíaca del órgano de mar. El Adriático plateado. Besos. Piel. Besos…. Seguir leyendo →

Metáforas gastadas

Me arrancó las metáforas. También se llevó el sofá y el colchón de látex que habíamos comprado. Desde entonces me duele la espalda: no tener ni cama ni sofá no es recomendable. Duermo en el suelo, sobre una gomaespuma que… Seguir leyendo →

El otro amor

En Radio Nacional sonaba Your Song de Elton John mientras la exministra Carmen Garmendia explicaba que cuando empezó a salir con su marido él le grabó una cinta de noventa minutos solo con esa canción. “¡Ay, si hasta los políticos… Seguir leyendo →

El tour

Como el médico dijo que era recomendable que montara en bici, mi madre no tardó nada en plantar una estática en medio del salón. A mí me parecía un rollo eso de montar en bici en casa, sin ver cómo… Seguir leyendo →

Soñar en Madrid

  Hasta hace poco yo había vivido siempre en mi pueblo, en una casa con un huerto que yo misma cultivaba. A veces se me colaban en los sueños una gallina o algún perro extraviado. Los insectos, por supuesto, siempre… Seguir leyendo →

Tiempo

  ¿Llevas el tiempo atado a la muñeca o es el tiempo quien te ha ido atando a ti?

El café con leche de Meursault

  Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí una llamada de mi hermano a eso de las tres de la mañana, pero me hago un lío con el cambio de horario, así que todo esto no… Seguir leyendo →

Solo veinticinco

  A sus cincuenta años le resultaba bastante fácil y corriente hablarle de aquella manera tan déspota a su compañera de trabajo. Él, todos los días con traje y corbata. Ella, 25 años y el título recién colgado en el… Seguir leyendo →

Mi dulce infancia

  Era domingo y la calle estaba repleta de familias con niños, algunas hasta con perros. También paseaban parejas curiosas buscando alguna extravagancia antigua con la que decorar su nuevo piso de alquiler. El acordeón que se oía de fondo… Seguir leyendo →

Newer posts »

© 2017 Fotoletreo — Powered by WordPress

Theme by Anders NorenUp ↑